PREFACIO

El presente libro titulado, "FONOCROMÍA, de Enrique Ubieta Hernández, alumno del Conservatorio Municipal de Música de la Habana, revela en su contenido un afán de acierto muy propio de la inquietud que caracteriza a la juventud actual, en general, y muy en particular, a la que asiste a las aulas de la Institución Municipal, en la cual él recibe su enseñanza. De ahí, que consideremos un deber estimular a aquéllos que, como Enrique Ubieta Hernández, representan con sus ideas, la lucha y preocupación del hombre por el progreso y avance; y la rebeldía contra todo lo que permanezca estático. Por ese motivo, felicito muy sinceramente al joven Ubieta Hernández, y porque demuestra un aprovechamiento del ambiente liberal en que desenvuelven sus actividades los estudiantes del Conservatorio Municipal, que les permite desarrollar sus facultades creadoras y hacerse de una personalidad con iniciativas propias, cuyos resultados prácticos pueden apreciarse en este libro,¨FONOCROMÍA¨.

Para aquellos estudiosos que sientan el deseo de conocer el contenido de las publicaciones relacionadas con el arte musical, les recomiendo con el mayor interés esta obra, para que conozcan un interesante y meritorio trabajo que, con entusiasmo, talento y espíritu de observación, ha dado a la luz pública su autor.

 

La Habana, mayo 6 de 1953

 

Prof. RAUL GOMEZ ANCKERMANN

DIRECTOR DEL CONSERVATORIO MUNICIPAL DE MUSICA DE LA HABANA

 

Exordio a la Edición Original de la Fonocromía

 

"Desde tiempos remotos, la escritura musical ha constituído un verdarero problema para los compositores, que no encontraron siempre en los intérpretes una fiel reproducción de los sentimientos que le inspiraron la obra. En la etapa primitiva de la música, dicha escritura resultaba aún más deficiente, ya que se carecia de los suficientes signos y términos para lograr una precisa interpretacíón".

"En el siglo XVII, aún cuando la escritura musical había progresado considerablemente, Jean Baptiste Lully, compositor de la corte de Luis XVI, escribió, al pie de una de sus partituras, esta frase quejumbrosa: "Fin de los deseos, principio de los sufrimientos." Esta frase refleja, precisamente, el problema al cual hice referencia: el del compositor que, generalmente, no halla en el ejecutante la fidelidad interpretativa que él espera".

"Qué es la Fonocromía"

A fines de 1951, Enrique Ubieta publica su primera innovación musical, la cual él llama, "Fonocromía". Un sistema de notación musical que, empleando cinco colores, distintivos, reemplaza los términos del matiz, en música. Por ejemplo, una nota, en azul claro, reemplaza al término pp; en azul celeste, al p; en púrpura, al mf; en anaranjado rojizo, al f; y, en rojo brillante, al ff. (Nota. Los colores empleados son fluorescentes; los cuales se destacan—como sabemos—tanto a la luz natural, como a la artificial del atril.)

Ahora bien, matices extremos, tales como ppp y fff, al igual que el intermedio mp, no necesitan un color específico que los represente; pues, ellos son grados de intensidad del matiz representado, a los que el ejecutante podría recurrir, como una opción.

Asimismo, es oportuno agregar que, en la "Fonocromía", los términos Crescendo y Decrescendo son representados por grupos de notas coloreadas; en el orden dinámico de los matices que tiene cada término. Por ejemplo, la sucesión gradual de los colores, azul-púrpura-anaranjado, representa el término, Crescendo; lo contrario, el Decrescendo.

Como es sabido, cada nota en el pentagrama indica un sonido y su valor. Ahora bien, si la nota es coloreada, el color indicará su matiz, tambíén. Este es, en concreto, el gran aporte de la "Fonocromía" a la notación musical, contemporánea: (1) Indica el matiz, en la misma nota a tocar; (2) Usa el color, como agente inductivo del matiz, en música; y (3) Transfigura gráficamente la partitura en una especie de mapa coloreado, donde el matiz de cada nota es visible, al instante, en cualquier punto de la partitura que él figure.

Nota Histórica

La "Fonocromía" es un sistema de notacíon musical que no pudo implantarse, desde su origen, por las razones financieras que los editores arguyeron, al respecto. Ya que el costo de publicación de una obra musical, a cinco colores, hubiera requerido una tirada, por cada color a imprimir; o sea, que el costo total de la publicación se habría ¡quintuplicado!

Esa fue la única razón argüída por los editores, de entonces, para no sumar a su agenda editorial, la impresión gráfica de la música con el nuevo sistema notacional. (Aunque reconociendo—sin reserva algunael portentoso valor de tan original y útil invención, en música; así, como el aporte hecho por su joven autor, al avance histórico de la notación musical.)

Ahora bien, el factor económico que no permitió la implantacíón del nuevo sistema notacional, en la década de los cincuentas, hoy, ya no existe: la actual tecnología de la impresíón gráfica, a color, permítenos imprimir cualquier policromía, en una sola tirada. Luego, la notación musical, a todo color, queda expedita... Anímense pues, editores, a publicar música en el sistema,"Fonocromía".


Artículos de prensa sobre la "Fonocromía"

Periódico "Avance" (1952)

periodico avance parte 2


Periódico "El País" (1952)


CARTAS

Gonzalo Roig (1890-1970) Memorable figura de la música, en Cuba; quien, como compositor vernáculo, ha trascendido a escala universal.

Alberto Bolet (1905-1999.) Conductor cubano de internacional reconocimiento, a través de su larga trayectoria musical.

Anastasio Borrego (Decano director de la orquesta del "Teatro Esperanza Iris", en Ciudad México.)

.

Francisco Villafañe (Magistral pedagogo y connotado concertista de piano.)

 

Dr. Mario O'Halloran's (Eminente profesor de solfeo del Conservatorio Municipal de Música de La Habana.)

Dr. Manuel F. Gran (1893-1962). Ilustre catedrático de la Universidad de la Habana, quien fue también un sempiterno cultor de la música.

 


UN EJEMPLO MUSICAL DE LA FONOCROMÍA.

Breve fragmento de la V Sinfonía de Beethoven, donde se alternan los matices, f-p.

N.B. Este ejemplo fue hecho, usando el programa de notación musical, Sibelius (version 3). Por lo tanto, las plicas, ganchillos y rayas de las notas que dicho programa no colorea, en la notación fonocromática, son coloreados. También, es menester aclarar que, en la "Fonocromía", tanto el tono como la intensidad del color impreso, es màs brillante y definido que el empleado aquí, mediante ese software.

 

 


Registro oficial de la "Fonocromía", en Cuba.

Renovación del registro original de la "Fonocromía", certificado en Washington, USA.

 

email: Enrique Ubieta

Copyright © 2009 by Enrique Ubieta (SACEM/SDRM). The contents of this site are for informational purposes only and nothing in this site may be quoted or reproduced without written permission from Enrique Ubieta. All rights reserved.